Los dibujos en el aire mejor conocidos como “movibles” aparecieron por primera vez en el año de 1990, gracias a la creatividad de Adrián Guzmán Jiménez.